MEDICINA
BIORREGULADORA

La MEDICINA BIORREGULADORA consiste en activar la capacidad intrínseca de auto-regulación del organismo. La enfermedad se origina en un desequilibrio biológico producido por acumulación de toxinas, las cuales vienen del ambiente o se forman internamente. Los síntomas son la manifestación de las reacciones que el sistema monta para desintoxicarse, por ejemplo fiebre, flema, diarrea, etc. Cuando la cantidad de toxinas que ingresan es mayor de la que el sistema puede eliminar, se empiezan a acumular y así se van generando las enfermedades crónicas y degenerativas. La terapia se basa en estimular los procesos de DESINTOXICACIÓN, y asistir en la recuperación de los órganos afectados. Esto se realiza a través de medicamentos homeopáticos naturales diseñados para cada paciente, y se asocia a alimentación y hábitos de vida saludables. ¿Qué enfermedades se pueden tratar con ella? Todas las enfermedades, sean agudas o crónicas, desde dolores de cabeza hasta cáncer.